Partido de ida

Domingo 11 de agosto de 2019
Estados Unidos y China están en plena guerra comercial. Como en toda contienda, siempre hay bajas. Esta vez, el combate se da en el terreno económico. Donald Trump había anunciado la semana pasada que aplicaría aranceles al gigante asiático, que a su vez respondió con una devaluación de la moneda de ese país, el yuan. Esto implica que los productos made in China bajan los precios y por lo tanto se vuelven aún más competitivos para exportar. Este enfrentamiento a su vez afecta a otras monedas, como el peso argentino porque China es el segundo socio comercial de Argentina después de Brasil. El peso nacional, ya de por sí devaluado, continuaría depreciándose ante esta situación, sumado a que parte de las reservas del Banco Central, están en yuanes por el swap con China. En este momento, un yuan supera los 6 pesos.
Como se dijo, China en su guerra comercial con Estados Unidos, devaluó su divisa a un mínimo como no ocurría en los últimos once años. Como consecuencia el dólar se disparó frente a las monedas de países como la Argentina. Los inversores movieron sus capitales buscando refugio en monedas como el yen japonés, el dólar estadounidense y el franco suizo.
En consecuencia, no sólo en la Argentina las monedas perdieron valor, se repitió en países como Chile, Brasil, donde la tendencia a depreciarse ya existía. En la Argentina está claro, al perder aún más valor la moneda local y se fortalece aún más el dólar. De esta manera la guerra comercial entre Estados Unidos y China, se convirtió en guerra de divisas y puso en alerta al mercado que volvió a serenarse, aunque terminó afectando aún más esta semana, algunas economías tan débiles, como la Argentina.

Comienza la competencia

Los argentinos concurrirán hoy a votar en las Primarias, Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) para definir quiénes serán los candidatos que participarán en las presidenciales, como diputados nacionales y senadores, en elecciones que se celebrarán el 27 de octubre. En principio y en general, para hoy, los precandidatos a presidente no tienen rivales en su mismo partido. Es suficiente que superen 1,5 por ciento de los votos para transformarse en candidatos y poder competir en las generales de octubre. Visto así, es apenas un trámite, como efectivamente comenzó esta competencia.
Sin embargo, las que parecían unas elecciones sin mucho peso, al acercarse a la fecha se transformaron en un fuerte desafío que puede inclinar definitivamente la cancha para octubre, en especial para dos grupos que empezaron a posicionarse en los primeros lugares, dejando atrás al resto de los oponentes. Al menos así terminaron reflejando todas las tendencias. Está la tercera vía, del ex ministro de Economía Roberto Lavagna, un candidato del centro que no lograría romper la alta polarización ni impedir las fugas de los dos grandes referentes. Situación similar se repetiría con José Luis Espert y Nicolás del Caño.
Si tomáramos los parámetros utilizados en el fútbol, a partir de las reglas del juego en un campeonato internacional, encontraríamos muchas similitudes respecto a lo que se definirá este domingo. Como se dijo, hay diez competidores, pero son dos los equipos con mayores chances de disputar la final: el Frente de Todos postula como candidatos a Alberto Fernández y Cristina Kirchner y en Juntos por el Cambio va en busca de su reelección Mauricio Macri acompañado por Miguel Ángel Pichetto.
Para ambos espacios, sería como un partido de ida. Una buena diferencia de votos, representarían los goles marcados. Con buena ventaja, el ganador de las Paso se prepararía para sostener o ampliar la diferencia en el partido de vuelta, que, siempre en cancha neutral, se disputará el 27 de octubre.
Estos dos equipos, el de Macri y el de Fernández, salen decididos a la cancha a conseguir el mejor resultado, que sería acercarse al 45 por ciento de los votos afirmativos válidamente emitidos. Es el porcentaje que necesita una de las fórmulas en octubre para convertirse en ganadora y con ello evitar una segunda vuelta.
La otra variante para evitar después de octubre ir a un tercer partido -que sería el definitivo- es tratar de conseguir al menos el 40 por ciento de los votos afirmativos válidamente emitidos, pero además marcar una diferencia superior a los 10 puntos de la segunda fórmula más votada. De no arrojar ninguno de estos resultados en octubre, como se indicó, habrá segunda vuelta, una suerte de partido decisivo entre los dos equipos más votados.
En síntesis, la de hoy se suponía casi un encuentro amistoso en el que salían a probar terreno todos los equipos. Sin embargo, se convirtió en una seria competencia en la que se pondrá en juego el poder de fuego, que podría preanunciar lo que sería la gran final.

Falló el laboratorio político
La diferencia entre fanáticos del fútbol y seguidores o contratados políticos es que los primeros siempre suelen defender la camiseta y su equipo favorito con alma y vida, en forma personal o dando la cara, en todos los medios y ante todas las adversidades. Sin embargo, en la política en los últimos años, algunos dirigentes y sus seguidores, apelaron al juego sucio y fueron creando cuentas maliciosas que apuntan a generar confusión, desordenar el debate o confundir al ciudadano.
Así surgieron los ‘trolls’ y los ‘bots’, que hacen intervenciones en las redes sociales, pero sin dar la cara. De hecho, no lo pueden hacer porque, en el caso de los bots, son cuentas automatizadas de redes sociales, administradas por un algoritmo. En otras palabras, un bot está diseñado para hacer publicaciones sin intervención humana.
En cambio, un troll es una persona que inicia de manera intencional algún conflicto en las redes sociales, como el caso de Twitter, para ofender o sembrar divisiones entre usuarios.
Aclarados estos puntos, esta semana, diversos bots se activaron a partir de un discurso realizado por la administración nacional en plena campaña. Se intentó hacer tendencia el hashtag #YoVotoMM con una campaña instada por el propio presidente Mauricio Macri en sus redes sociales.
Los resultados fueron pésimos y provocaron muchas burlas en las redes sociales. Es que aparecieron en las redes mensajes incoherentes, en diferentes idiomas y con malas traducciones, como “siéntase libre de Mauricio, no se relaje” o “mayor caricia proveniente de Hurlingham”, y el más parodiado, “satisface a Mauricio”, lo que dejó en evidencia las cuentas falsas, con extraños nombres como Larita Poelking.
De esta manera quedó ridiculizada la campaña convocada por los militantes del PRO para tuitear a favor de su candidato. De nuevo quedó además en claro que siempre una campaña de cara al ciudadano, apretándole las manos y hablándole de frente con propuestas, no puede ser desplazada o reemplazada por artilugios que pretenden engañar o generar la sensación de la existencia de usuarios reales para confundir con el discurso.
Al menos que ese sea, en definitiva, el de implantar un pensamiento maquiavélico, apelando a la desinformación online para confundir más a una sociedad angustiada por lo que sucede en el país. Sería una perversa manera de concluir que el fin justifica los medios. De ser así, habrá que estar muy atentos, porque dependiendo del resultado de hoy, todo indica que la campaña terminará endureciéndose.

Casi un triangular de fútbol
En Misiones, en el frente Juntos para el Cambio son tres los precandidatos que salen a la cancha buscando el podio. Será como un triangular de fútbol, en el que la competencia será entre todos los participantes y el ganador, se llevará la primera ubicación. Los que obtengan menos votos se repartirán los demás espacios. A esta instancia se llegó al no haberse acordado por consenso.
El PRO Misiones tiene como representante a su principal referente provincial, Alfredo Schiavoni. Completan su lista Natalia Dörper y Silvio ‘Yoni’ Contreras.
Competirán ante Ricardo Andersen, un joven dirigente de la Unión Cívica Radical y actual concejal de Leandro N. Alem. Este dirigente cuenta con el aval de la mayoría de los radicales que ponen en juego el poder de la estructura provincial que históricamente lo supo posicionar como el segundo espacio en importancia en Misiones. Lo acompañan Lilia Torres y Germán Ferber.
A su vez, quien viene de una línea asociada a este último partido es Pedro Puerta, con buen desempeño electoral en anteriores elecciones y buscará junto a lista a Katherine Barbieri y Carlos Gabriel Llamas ratificar con votos mediante Activar Misiones, el lugar conseguido dentro de este frente electoral que responde al intento de Macri, de concretar la reelección.

Confiados en el Frente de Todos

También con boleta larga se presentan los candidatos del Frente de Todos en Misiones. Son los que impulsan las candidaturas de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, a presidente y vicepresidenta. En este espacio confluyeron y se unieron espacios políticos que en elecciones anteriores habían ido o ingresado por otros espacios.
Es el caso de Cristina Brítez, que se presenta en estas primarias como precandidata a diputada nacional, buscando su reelección. Había llegado a la Cámara de Diputados mediante un acuerdo electoral concretado con el Frente Renovador y el Partido Justicialista.
Ahora, Brítez sigue presentándose por la misma línea política a nivel nacional, pero esta vez se sumó el Partido Agrario y Social de Héctor “Cacho” Bárbaro, que ocupa el segundo lugar en la lista, y el Partido Justicialista, que postula a Cristela Irrazábal.

Más alternativas
También en Misiones estará en el cuarto oscuro la tercera línea como alternativa. Es la que lleva como candidatos a Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey. Por este espacio se presenta el presidente del Socialismo en Misiones, Fernando Jesús Fernández, buscando llegar con los números para ser candidato. A su vez, como precandidato a diputado nacional del Partido Obrero (PO) habrá boleta de Eduardo Cantero, que impulsa además las precandidaturas a presidente y vice de Nicolás del Caño y Romina Del Plá.

Por la boleta corta
La principal novedad de estas elecciones es el sistema de boleta corta que promueve el Frente Renovador en Misiones. Es decir, una boleta en que figurarán solamente los candidatos a diputados nacionales encabezados por el intendente de Alem, Diego Sartori; la ministra de Educación, Ivonne Aquino;el árbitro internacional Néstor Pitana y Graciela “Chela” Leyes, defensora de los derechos humanos integrales.
Desde este espacio político estiman que gran parte del apoyo que recibió el misionerismo en junio seguramente irá hacia las listas de las candidaturas nacionales. Ya lo había manifestado Carlos Rovira, cuando dijo que la mitad de los que apoyan históricamente a nivel nacional a Cambiemos y el 99% de los que apoyan a los Fernández, votaron a la Renovación en junio.
Ahora desde el partido que gobierna la provincia entienden que, al haber optado por la boleta corta, estos apoyos volverían en parte hacia las listas presidenciales y hasta favorecería esta manera de compartir votos a otros espacios políticos provinciales que buscan conseguir la banca nacional. En el Frente Renovador impulsan sólo a sus propios candidatos y dejan que sus votantes elijan democráticamente la fórmula presidencial, gesto que -sostienen- fue muy bien recibido entre los líderes de los dos espacios nacionales más representativos.
Como se dijo, es efectivamente el partido de ida, que permitirá despejar camino hacia octubre cuando comenzará a palpitarse la gran final, para lo cual podría darse reacomodamientos.

La decisión

En cuanto a las elecciones, nuevamente se destacó la convivencia y el respeto observado durante toda la campaña en Misiones por parte de los diferentes sectores.
Cada uno se abocó a promocionar sus listas, sin agravios. Hoy, tras la reflexión de los electores, se desarrollará una nueva elección. Con cada voto emitido por el ciudadano estará depositando esperanza, pero a su vez marcando postura. Esta vez el ciudadano se convierte en el árbitro de este partido de ida, en el que podrá sacar desde una tarjeta amarilla a roja, para marcar si considera la existencia de fallas graves. Así funciona la democracia. Hoy el poder está en manos de cada ciudadano, porque concurrir a votar es obligatorio, pero la boleta a elegir es una decisión libre y soberana.

Sigue la gestión
En materia de gestión, el gobernador Hugo Passalacqua no descuidó sus actividades en medio de la actual campaña. Como una forma de aliviar dentro de las posibilidades de la administración provincial, anunció la puesta en marcha de un plan para beneficiar a la producción con el Ahora Gasoil. Como se viene indicando, entre los sectores más castigados se encuentran los pequeños emprendimientos que necesitaban un pequeño empuje para sobrellevar la crisis.
A su vez, para recuperar en parte la pérdida del poder adquisitivo, la administración provincial implementó el Bono Primavera, para los estatales.
Está claro que no son soluciones definitivas, pero alivian a la agobiada economía familiar.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina