11 alimentos que no se pueden congelar - El Territorio Misiones

11 alimentos que no se pueden congelar

Sábado 28 de octubre de 2017 | 02:00hs.

Congelar los alimentos es probablemente la técnica más antigua y más eficaz en cuanto a conservación de alimentos, pero hay que tener en cuenta que congelar no es un proceso que elimine el riesgo de patógenos, sino que es un procedimiento que evita que éstos se multipliquen. Al cocinar alimentos, sí se destruyen los microorganismos pero la congelación, no los mata, por lo que al descongelarlos, su desarrollo vuelve a continuar, aumentando de nuevo los riesgos sanitarios.


Aunque la mayoría de alimentos, tanto frescos como cocinados son susceptibles de congelación, existen determinados productos que no es aconsejable congelar. También hay otros alimentos que si bien se pueden congelar sin problemas de seguridad alimentaria, no conviene congelarlos ya que pierden su sabor o su textura, lo cual no aconseja usar este procedimiento.


1. Productos con grasa


Es interesante saber que la grasa tiene una congelación muy lenta y a una temperatura muy baja por lo que una congelación normal, tiende a que la parte grasa se enrancie. Si congelamos alimentos con grasa -carnes, tocinos, pancetas, jamones, embutidos- observaremos que la parte magra está en buen estado al descongelarse pero la parte grasa se ha enranciado y su sabor afecta o puede afectar a la magra. Si vas a congelar jamón, es preferible retirar la parte del tocino y congelar solo la carne.


2. Huevos


Por muchos huevos que tengan en casa, no se pueden congelar los huevos pretendiendo que al sacarlos del congelador y descongelarlos estén como si estuvieran recién puestos. Aquí no hay discusión, los huevos deben mantenerse en la heladera.
Cuando tenemos muchos, lo mejor es hacer tortilla de papas, merengues, bizcochos, huevos a baja temperatura o cualquier otra receta con ellos para consumirlos. Sin embargo, y resulta curioso, fuera de la cáscara, las claras congelan muy bien y es una buena forma de aprovecharlas para futuras recetas de repostería.


3. Las frutas


Aunque en general todas las frutas se pueden congelar, en el proceso es posible que cambie su textura y su aspecto. Tanto los frutos rojos como la banana, son alimentos que toleran más o menos bien la congelación. El resto de frutas, no queda bien al descongelar por lo que en general, no hay que utilizar el congelador para conservar las frutas.


4. Papas cocidas


Es curioso qué mal responde la papa a la congelación. No es que se ponga mala o no nos vaya a sentar bien pero es que queda con una textura mala, como que se deshace y pierde mucho sabor ya que la fécula se deshace al congelar.


5. Los quesos


Es lo mismo que para otros productos. El queso se puede congelar, pero descongelado se desmorona al cortarlo y pierde parte de sus propiedades. Si es para cocinar, se puede hacerlo sin problema. Si es para comerlo en bocadillos o en tacos, recomiendan cortarlo en cuñas y laminarlo o cortarlo en cuadraditos antes de congelarlo.


6. Algunos mariscos y la congelación


Aunque en todos los lineales de congelados en los supermercados encontramos muchas variedades de marisco congelado -gambones, langostinos, carabineros, bueyes de mar, etc.- hay mariscos que no conviene congelar en crudo, sino después de haber sido cocidos.


Los percebes no deben ser congelados. Si tenemos percebes... comámoslos rápidamente y si tenemos muchos, invitemos a los amigos a disfrutarlos. Las almejas y otros bivalvos si pueden ser congelados en crudo. Las gambas, langostinos y similares, sí se pueden congelar en crudo, sin problema, siempre que se hayan comprado frescos. (Comprueba siempre antes de congelarlas que no procedan de un congelado previo.) Finalmente los centollos, nécoras y similares, es mejor cocerlos, envolverlos en un paño o papel húmedo, después pasarlos por film de cocina y congelarlos.


7. Verduras que se quiera comer en crudo


Aunque es frecuente congelar espinacas, chauchas y casi cualquier verdura que después vamos a cocinar, ya sea en el horno o en guisos o cocciones, las verduras que se comen en crudo como el tomate, la lechuga y cualquier otra hoja verde no quedan bien tras pasar por el congelador ya que la temperatura las deja ajadas, blandengues y sin gusto.


8. Tartas y tortas caseros


Por muy rica que nos quedase la tarta, por buena que esté la torta que acabamos de hacer, si lo congelamos no quedará igual al descongelarlo. El problema es más una cuestión de textura -y de aspecto- que de seguridad alimentaria. Hay tartas heladas, que se comen frías, casi sin descongelar, pero las tartas caseras que comemos habitualmente basadas en un bizcocho, un relleno y una cobertura, no quedan bien tras el proceso de congelación y descongelado.


9. Pasta y arroces cocinados


Es posible que si congelamos una receta de pasta ya cocinada o las sobras de uno de nuestros arroces preferidos, notemos que el resultado pierde algo de textura, pero en general, sí se puede congelar cualquiera de estos alimentos.


10. Recetas con mayonesa, nata o salsas emulsionadas


Las elaboraciones que llevan mayonesa, salsa rosa, salsa holandesa y otras salsas emulsionadas o que incorporan nata, no son buenas amigas de la congelación ya que en ocasiones, en el proceso de congelar y descongelar, estas salsas pueden cortarse.

 
11. Pescados que lleven unos días en la heladera

El pescado en general se puede congelar sin problema aunque hay que tener en cuenta que es un alimento más delicado que la carne. Por eso, solamente congelaremos pescados muy frescos, bien limpios por fuera y por dentro, recordando siempre secarlo bien antes de meterlo en el cajón del congelador para eliminar el agua. Los pescados que lleven dos o tres días en la heladera, mejor los cocinamos -si queremos podemos congelarlos después- y nos los comemos.


Comentan en Directo al paladar que la congelación es una técnica estupenda para conservar los alimentos pero no a todos los productos les va bien esta técnica.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina