Permiten que 629 inmigrantes varados desciendan en España

Miércoles 13 de junio de 2018
Una organización de rescatistas distribuía ayer a cientos de migrantes en tres barcos para una travesía hasta España con malas previsiones meteorológicas, después de que el nuevo gobierno italiano aprovechara la situación de estas personas para presionar a Europa y pedir una revisión de su política migratoria. 
Los 629 migrantes, incluidos 123 menores sin acompañante y varias mujeres embarazadas, estaban a bordo del Aquarius, gestionado por la organización benéfica SOS Mediterranee.
El buque lleva parado en el mar desde el sábado después de que Italia y Malta le denegaran el permiso de atraque en sus puertos, ahora sus tripulantes se dirigirán a España, donde el presidente del gobierno les ha ofrecido puerto seguro.
Parte de los pasajeros estaban siendo trasladados a dos barcos italianos, uno de la Guardia Costera y otro de la Marina, debido a las previsiones de mal tiempo en la ruta a Valencia, España, explicó la portavoz de la ONG, Mathilde Auvillain. Las autoridades en Valencia dijeron esperar la llegada de los barcos en tres o cuatro días, dependiendo de cuándo se pongan en marcha y del tiempo. El nuevo ministro italiano del Interior, contrario a la inmigración y de derechas, ha cumplido su promesa electoral de cerrar los puertos italianos a organizaciones no gubernamentales que recogen migrantes en el mar, a las que ha comparado con servicios de taxi para traficantes de personas. La Liga, el partido al que pertenece Matteo Salvini, forma parte de la coalición populista que asumió este mes el gobierno de Italia.
Se prometió a los votantes que otros países europeos tendrían que compartir la carga de atender a los solicitantes de asilo que llegan a Italia en endebles embarcaciones, en su mayoría desde la anárquica Libia, y se refirió en particular a los barcos de ayuda humanitaria.  

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina