Domingo 21 de enero de 2018

Juventud dorada

Jueves 20 de julio de 2006

Foto: Marcos Otaño

Los misioneros que se consagraron campeones en el Mundial Juvenil de Taekwondo regresaron ayer desde Honduras a la tierra colorada con sus medallas y se mostraron orgullosos de los logros obtenidos.  María Fernanda Forza (18 años) se adjudicó la medalla de oro en Lucha individual en más de 60 kilos y por equipos con la selección argentina.
“Fue algo increíble lo que logré, fui con la meta de lograr una sola y terminé logrando dos, así que más que contenta con el resultados”, dijo la adolescente que entrena en el Club Sarmiento y Estudia Ingeniería en Alimentos en la Unam.
Forza ganó sus tres combates a representantes de Canadá, Nueva Zelanda y en la final derrotó a la representante de Polonia: “cuando logré la primera no pensé en nada, pero la segunda fue muy especial porque gané una medalla representando a mi país y eso fue lo mejor”, explicó con una gran sonrisa y mostrando orgullosa sus dos medallas.
En cuanto al futuro, Forza contó que “ahora hay que mantenerlo y tratar de superarlo que es lo más difícil. Agradezco a mi familia por todo el esfuerzo que hizo, a mi entrenador Marcelo Behar porque me enseñó mucho y a los chicos del club”.
Mientras que la pequeña Lara Granada Lanús (15 años) quien logró la medalla de plata en Forma Individual de 1º Dan, contó que “logré algo que me habría propuesto hace rato, esperaba dar más pero estoy satisfecho con lo que hice ya que traje una medalla para mi país”.
“Espero superar esto en el próximo mundial, salí subcampeona y ahora quiero ser campeona”, indicó la adolescente que cursa sus estudios en el Instituto Santa María.
En tanto, Nicolás Romero (17 años), quien conquistó la medalla de oro en Lucha Individual hasta 63 kilos, comentó que “es el objetivo que me puse desde chico, y es el objetivo de cualquier taekwondista y lograrlo por equipo tiene un sabor especial, porque además de ganar vos, gana el país, es un momento único”.
“El objetivo sería mantenerlo. Agradezco a toda mi familia, a mi entrenador, a mis abuelos, a mi Sabon de acá, Marcelo Dionisi, y al de Buenos Aires, Edgardo Villanueva, y a todos lo que me apoyaron”, explicó el estudiante de Ingeniería Química de la Uba.
Por último, Guillermo Andrés Corti (17 años), quien logró la medalla de oro en Lucha Individual hasta 63 kilos señaló que “lo que más me sirvió fue la experiencia de medirme con los mejores del mundo, porque uno siempre piensa que uno viene de un país que tiene problemas económicos, te queda la sensación de que vas a ser superados por países del primer mundo como Estados Unidos y Polonia, que generalmente se llevan todas las medallas.  La verdad es que fue una satisfacción enorme llegar a la final y vencer a un representante de Polonia fue increíble”.
“Fue un momento de mucha emoción, mucha alegría y la satisfacción de un sueño cumplido”, confesó el alumno de la Epet Nº1 y que entrena en el Instituto Cerdan.
Por último tuvo palabras de agradecimiento para “mi familia y sobre todo a mi sabon Lorena Cerdán y a mi instructor de lucha Delio Domínguez que siempre me apoyaron y a la Academia Internacional de Taekwondo que nos apoyó a todos, tanto en la preparación para el Mundial como en lo económico. El hecho de que traigamos tantas medallas es el fruto del esfuerzo de todos juntos”
La delegación misionera se completó con Ana Santander, Maximiliano Romero, Patricia Romero y Gerardo Wenner quienes ganaron una gran experiencia en su primer mundial.

Fuente:www.TerritorioDigital.com

 
Alaita Clasificados
Anuario 2017 el territorio
Guía de compras y servicios
Revista Rumbos