Miércoles 26 de abril de 2017

“Se ha magnificado la figura de Andresito”

Domingo 31 de mayo de 2009

Entre archivos y leyendas. | El reconocido historiador correntino Gustavo Sorg analiza “El invento de Andresito”.

El Territorio convocó al historiador correntino Gustavo Sorg (46) para conocer su opinión sobre el libro de Jorge Deniri, referido a Andrés Guacurarí.
Sorg es miembro de la Academia Argentina de Historia desde diciembre 2008. Ha publicado “Juan de Torres de Vera y Aragón y la Nueva Historia de la fundación de la ciudad de Vera” ( 2007). Es asiduo colaborador en asuntos históricos en distintas publicaciones nacionales. Por primera  vez lo hace en El Territorio.

En la Feria del libro
“Recientemente leí La invención de Andresito, de Jorge Deniri, del cual se editaron, a modo de promoción, un número reducido de ejemplares en la reciente Feria del Libro de Buenos Aires, adelantándose así a su presentación oficial.
“El prólogo, de Ernesto Maeder, constituye un aval significativo para la publicación, por la seriedad y trayectoria de Maeder en el campo de la historiografía regional.”

Las fuentes de Deniri
“Comienza con una introducción que expone sus intenciones y manifiesta los motivos que lo llevaron a emprender semejante obra, a la que siguen seis capítulos prolijamente organizados que van introduciendo al lector en materia hasta llegar a desarrollar los temas que se propuso analizar con más énfasis, compulsando bibliografía disponible sobre Andresito, publicaciones y opiniones vertidas en periódicos sobre este asunto.
Deniri fue, además, muy cuidadoso de realizar entrevistas e intercambiar opiniones con reconocidos biógrafos de Andresito, como es el caso del profesor Francisco Machón.”

Historia oficial: puntos oscuros
“El libro es una importante fuente de información para  quienes quieran adentrarse en la materia y conocer el variado material que se ha publicado al respecto, desde Quesada hasta nuestros días, apartándose del carácter apologético y panegirista de las publicaciones contemporáneas, a las cuales seguramente no le simpatice el titulo de la obra, por más provocador, como  lo expresa Maeder en su prólogo.
“Deniri no pretende en sí contrariar lo que se ha historiado de Andresito, sino exponer e interpretar los hechos y señalar como se ha especulado con algunos puntos oscuros de la historia oficial que, con los años se ha procurado convalidar sin el apoyo de documentos auténticos. Se advierte su preocupación por analizar el espectro socio-político que no escatima esfuerzos para encumbrar la figura del caudillo, proyectándola o aumentándola desmesuradamente y elevándola al nivel de los próceres de gravitación sudamericana, en la cual el autor nos expone actores e intereses contemporáneos creados en torno de Andresito.”

Iconografía y lenguaje
“Tampoco deja de lado el análisis de la variada iconografía del caudillo, aportando recopilación de treinta reproducciones, que intentan corporizar el mito por medio de imágenes y esculturas, describiendo el accionar de grupos afines que se esmeran por instalar monumentos de homenaje en lugares que trascienden el territorio del accionar del caudillo, como así también de imponer preceptos en la conciencia nacional por el camino de las leyes, aprovechando los vientos favorables que soplan en estos momentos. Resulta interesante el glosario de cincuenta vocablos con el que finaliza su libro, que sirven para interpretar el verdadero significado y sentido que tienen las palabras que emplea en el desarrollo.
“El autor manifiesta que no pretende alzar bandera ni a favor ni en contra de Andresito, y ha sabido interpretar el pensamiento de un sector que se encuentra en desacuerdo con la manera con que se magnifica la personalidad y actuación del caudillo.”

En el marco de la historia
“El libro no resulta apto para todo público, pues está estructurado con una rigidez científica que puede desanimar al lector casual.
Aún así, resulta de interés para los círculos académicos donde verdaderamente la obra puede ser valorada, pues es sumamente rico en citas y fuentes bibliográficas, que señalan cuando corresponde la procedencia de sus contenidos”.

Valentía y audacia
“Sin lugar a dudas, este libro referido a Andresito dará que hablar, esto se puede comprobar por opiniones críticas que ya se han manifestado en los medios periodísticos de Corrientes y Misiones previas a la presentación oficial del libro, motivadas por la valentía y audacia con la que el autor encaró la edición de su obra”.


La posición de Ángel Núñez
“Deniri trata la manera en que se configuran los héroes, Andrés Artigas en este caso. Y sabemos que un héroe se va delineando a partir de trabajos históricos, leyendas populares, creaciones artísticas, ensayos, enfoques periodísticos, y plasmaciones que se visualizan en la iconografía y la estatuaria.
En esa configuración influyen la ideología, la corriente científica, las preferencias y las ligaciones afectivas que el personaje provoque en quienes se ocupan de estudiarlo. De allí que a Andrés Artigas podamos verlo desde los variados escorzos de Mantilla o Cambas, de Cabral o Machón. No es nuevo que cada estudioso, que cada sector social, lo exalte desde sus personales puntos de vista. a valoración de nuestros héroes. Deniri enfoca la mitificación de Andresito, como si no hubiera figuras con su fuerte carga simbólica, representativa de una región, un país, una cultura”.

Fuente:www.TerritorioDigital.com