Lunes 22 de mayo de 2017

Scilingo fue condenado en Madrid a 640 años de cárcel

Miércoles 20 de abril de 2005

Justicia. | El ex marino Scilingo pasará el resto de su vida en prisión.

El ex capitán naval Adolfo Scilingo fue condenado ayer en Madrid a la pena de 640 años de prisión por su responsabilidad en la muerte de 30 prisioneros de la última dictadura de Argentina que fueron arrojados al océano desde aviones militares.
Scilingo, de 58 años, se convirtió en el primer integrante del aparato represivo que afrontó un juicio por los crímenes de la dictadura y estuvo presente a la hora de la sentencia, dictada ayer por un tribunal de la Audiencia Nacional de Madrid que presidió el juez Fernando García Nicolás.
"El tribunal condena a Adolfo Scilingo como autor responsable de un delito de lesa humanidad del artículo 607 bis del Código Penal vigente, con causación de treinta muertes, una detención ilegal y tortura, a 30 penas de 21 años de prisión y dos penas de cinco años", dijo el presidente del tribunal al dar lectura al veredicto.
Familiares de desaparecidos escucharon la sentencia en la sala de audiencias donde se sustanció el juicio a Scilingo, mientras en Argentina sobrevivientes de la dictadura y representantes de organismos de derechos humanos siguieron el acto a través de una transmisión, en vivo, que se desarrolló en el microcine del canal 7 de TV.
El tribunal español manifestó tener una "convicción sobre la culpabilidad de Scilingo", que "se ha sustentado fundamentalmente en sus propias declaraciones judiciales prestadas ante el juez (Baltasar Garzón) a su llegada a España, aunque se retractara después de ellas en el juicio".
En 1997 Scilingo, que formó parte del aparato represivo de la Escuela de Mecánica de la Armada (Esma), contó públicamente que prisioneros dopados con narcóticos pero aún vivos fueron lanzados al océano desde aviones militares, en los denominados "vuelos de la muerte".
El relato de Scilingo recorrió los medios de prensa de todo el mundo y fue repetido por el ex capitán naval ante los tribunales locales y de Madrid, donde finalmente fue apresado. Sin embargo, cuando comenzó el juicio oral en su contra, dijo haber fabulado una historia.
Scilingo nunca fue juzgado aquí porque fue uno de los beneficiarios de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, cuya validez aún se encuentra bajo la lupa de la Corte Suprema de Justicia.
La Fiscalía había reclamado más de 9 mil años de cárcel, pero la pena fue sustancialmente inferior, aunque mantendrá al ex marino  Scilingo en prisión por el resto de su vida.


Satisfacción gubernamental
El ministro de Justicia, Horacio Rosatti, sostuvo ayer que el Gobierno "ve con satisfacción" el fallo de la Justicia española que condenó a 640 años de prisión al ex marino argentino Adolfo Scilingo, por su participación en la represión ilegal durante la última dictadura.
"Argentina es respetuosa de la jurisdicción internacional en estos temas de los derechos humanos. Creemos en la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad, de tal forma que vemos con satisfacción que en la jurisdicción que corresponda se llegue a una resolución sobre este caso, que es un caso aberrante", enfatizó el funcionario.
En declaraciones a la corresponsalía de Radio Nacional de España, Rosatti estimó que "actualmente sí" podría darse un fallo similar en Argentina debido, según dijo, a "la composición actual de la Corte Suprema de Justicia, que ha sido integrada en los últimos meses por juristas de gran valía; especialistas en derecho público, en derecho penal, en derecho internacional", recordó.

Fuente:www.TerritorioDigital.com

 
Guía de compras y servicios