Domingo 22 de octubre de 2017

Crean en San Pedro un espacio para contener a los adolescentes

Martes 19 de abril de 2016

Quieren que se contagie el entusiasmo a otros chicos | Foto: Carlos Dornelles

Se conformó en esta ciudad un espacio de contención para adolescentes que apunta a brindar alternativas de recreación e interacción y mejorar las posibilidades de los participantes.
La denominada Casa del Joven surgió de la iniciativa de docentes del Instituto María Ana Mogas.  En su predio del barrio homónimo comenzaron a reunirse los sábados. Los profesores brindan un tiempo extra para esta actividad.
“Es un  tiempo que regalamos a nuestros jóvenes para contenerlos, un espacio que brindamos para que  puedan realizar diversas actividades sin pedir nada a cambio. El horario previsto es de 16.30 a 19; si fuese por los chicos se quedarían hasta más tarde, tenemos muchísimas expectativas al respecto”, señaló Sara Vadillo, una de las impulsoras del proyecto.
“Él sábado -explicó- fue nuestro tercer encuentro y realmente sorprende la cantidad de jóvenes que se acercan a la institución, a este rincón. Todos forman parte de este proyecto y de esta idea. Con el correr del tiempo iremos sacando ideas, siempre y cuando esté en nuestras posibilidades y los jóvenes se sientan cómodos en el espacio que les estamos generando”.
Está abierto a adolescentes desde los 12 y hasta los 18 años. Se trata de estudiantes y ex alumnos del instituto, además de chicos de barrios aledaños, como Santa Rosa, San Luis y San Miguel.
La directora del establecimiento, Patricia Mansilla, analizó que en la zona no hay lugares para el esparcimiento ni la contención, “es por ello que en conjunto decidimos generar este espacio”.
Por su parte, Raúl Duarte, el docente que organiza las actividades deportivas, expuso: “Nos importa su bienestar, entonces hacemos partidos de fútbol, queremos tratarlos de la mejor manera para que puedan estar en grupo, compartir, trabajar en equipo, respetar y, más que nada, formar un grupo donde ellos se sientan importantes”.
“También tenemos que tener en cuenta que nuestros jóvenes son capaces y tienen valores, entonces en todo esto queremos transmitir, valores que ellos después siembren a otro esa semilla, que puedan ser jóvenes sanos y que pueden dar mucho”, se ilusionó.
Y remarcó el deseo de mejorar la imagen interna y externa: “Que no sólo los señalen con el dedo por cosas malas. Queremos recordar también a la beata María Ana, nos desplazamos con el carisma de la patrona de la institución, que siempre apuntó a los jóvenes, a los más el desprotegidos”.

Fuente:www.TerritorioDigital.com

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

 
Alaita Clasificados
Revista Aniversario Diario el territorio
Guía de compras y servicios