Misiones, entre las cinco provincias con menos egresados de la secundaria

Lunes 16 de abril de 2018 | 05:00hs.
En Misiones, la mitad de los estudiantes no termina el secundario en tiempo y forma. Si bien es un dato que fue anunciado y remarcado en varias oportunidades desde el Consejo General de Educación (CGE), lo que le otorga mayor relevancia es que esta cifra la ubica entre las cinco provincias del país con menos egresados y, tercera si se hiciera un ranking.

Los números se desprenden  del informe “El camino hacia la graduación en secundaria: ¿una misión imposible?​”, llevado a cabo por el Observatorio Argentinos por la Educación (OAE). Fue presentado en sociedad la semana pasada y sirve como disparador para planificar acciones de contención en el aula.

El relevamiento realizado por la plataforma interactiva de la OAE establece que sólo el 60,7% de los estudiantes de primer año del nivel secundario llegó al último, en el tiempo esperado. Y, por consiguiente, el casi 40% restante repitió o abandonó la escuela. Según los datos oficiales más recientes, de los 724.731 alumnos que ingresaron a primer año en 2011, apenas 439.615 llegaron al último año en 2016.

Jurisdicciones como Santiago del Estero, Entre Ríos, Misiones, Formosa y San Juan están por debajo de la media nacional. 

De la región NEA, el estudio ubica a Misiones y Formosa con porcentajes similares: 52,3% y 52,4 % -respectivamente- termina el nivel medio en los plazos previstos por el sistema. En Chaco, el 58,6 % concluye los estudios de nivel medio en los cinco o seis años establecidos; mientras que en Corrientes a ese porcentaje llega al 57,8.

El documento le dedica un apartado al nivel socioeconómico como factor determinante en las trayectorias educativas. “En el sector estatal, a medida que las condiciones socioeconómicas se complejizan, disminuye el porcentaje de estudiantes de primer año que llegan al último año en el tiempo teórico”, sostiene el informe del Observatorio Argentinos por la Educación.

En los sectores más pobres, sólo cuatro de cada diez estudiantes llegan al último año. Además, existe una brecha entre escuelas rurales y urbanas: en las ciudades, siete de cada diez estudiantes de primer año llegan al último año en el tiempo esperado; en zonas rurales, la cifra desciende a cuatro de cada diez.

“La secundaria es el nivel más crítico del sistema educativo, el que presenta los desafíos más urgentes. Es clave poner el foco ahí para entender las causas por las cuales los estudiantes se quedan en el camino”, señaló Ignacio Ibarzábal​, director del OAE.

Ámbito rural y desigualdades

Teniendo en cuenta ese análisis es posible deducir las razones que ponen a Misiones entre las que cuenta con menos alumnos que terminan el nivel medio. Pues el 60% de los establecimientos está ubicado en el ámbito rural, rural disperso y suburbano. Aunque la matrícula es más numerosa en las ciudades.

En ese sentido, desde la Dirección de Educación Rural en Misiones, reconocieron que la sobreedad es un desafío vigente al tiempo que destacaron el espíritu de la Ley Nacional de Educación que contempla la obligatoriedad de la escuela secundaria.  “La obligatoriedad garantizó derechos de acceso a la educación a la población rural”, había manifestado en una entrevista a El Territorio, Estela Tabares, directora de Educación Rural.

Brecha de género
En Argentina se presenta un fenómeno particular: al comienzo de la secundaria son más hombres que mujeres (51,5 contra 48,5%), pero en el último año ellas son la mayoría (54,6%).

Las hipótesis que esboza el informe son: los varones suelen ser quienes se insertan más temprano en el mercado laboral, lo cual los retrasa en su progreso en el colegio. También la percepción de que terminar la secundaria no ayuda a conseguir luego un mejor puesto de trabajo. Y, la tercera hipótesis, se vincula al mejor rendimiento escolar de las mujeres.

Fenómeno de migración
La Ley de Educación Nacional posibilitó la elaboración y puesta en marcha de otras propuestas que conducen a un mismo destino: finalizar la educación media. El Sipted, el Plan Fines y el Programa de Reingreso Escolar (PER) representan, por ejemplo, alternativas para contar con el título secundario. “Es importante decir que la expansión del sistema educativo en el nivel secundario también se dio en las escuelas de jóvenes y de adultos. Hay todavía jóvenes que, por la sobreedad o porque empiezan a trabajar o por otros motivos no es que dejan la secundaria, sino que se pasan de la secundaria común a una secundaria de adulto”, había argumentado Mauricio Maidana, presidente del Consejo de Educación (CGE) a lo cual agregó: “Los que no terminan la secundaria común no es que no terminan la secundaria, en muchos casos optan por otros formatos educativos”.  

Por Griselda Acuña
interior@elterritorio.com.ar


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina