Desmanejo en el Concejo Deliberante de Eldorado

Martes 23 de enero de 2018
Señor Director:
Días atrás gracias a los medios periodísticos nos enteramos que la reciente electa presidenta del “H”CD de esta ciudad luego de conseguir una polémica elección para la presidencia en el Concejo de entrada nomás ya se autoincrementó su sueldo y de sus pares en un 15%, medida antipática porque además de trabajar poco tendría que dar el ejemplo de bajar los gastos de la política. Además trascendió que algunos de los concejales (con minúscula) sugirieron para no encolerizar a la sociedad lograr ese aumento con vales de combustibles…o sea 0 control en los gastos. De nuevo la sociedad protestó y dieron marcha atrás… por ahora.
Luego les otorgó un aumento de salarios de alrededor del 40% a sus hermanos y amigos (tres personas) que trabajaban en esa misma repartición porque realizaban trabajos insalubres frente a la computadora….nuevamente la sociedad protesta y da marcha atrás a la medida. Entonces me pregunto que tiene ese concejo de HONORABILIDAD? En primer lugar la presidenta por ética –si la tiene-tendría que renunciar, y el que sugirió lo de los vales de combustible también. De otra manera tendríamos que crear un concejo deliberante paralelo para controlar al primero que a su vez poco debe controlar al municipio si incurre en tantas maniobras poco transparentes.
Por otro lado los flamantes electos convencionales constituyentes para redactar la nueva Carta Orgánica de Eldorado ya pretendían viáticos de entrada para viajes y prorrogar por otros seis meses su gestión o sea sus dietas, y esto antes de empezar a trabajar!!!!
¡Que pobreza de funcionarios tenemos en este pueblo! Esto es el resultado de la Ley de Lemas tan criticada por la sociedad decente y tan mal utilizada por el partido gobernante.

Daniel Durán
Eldorado

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina