Lluvias torrenciales hoy y fuertes tormentas el miércoles

Lunes 22 de enero de 2018
El más reciente informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático es lapidario: las concentraciones de gases como dióxido de carbono, metano y óxido nitroso en la atmósfera no tienen precedentes en la historia de nuestro planeta. El proceso de calentamiento de la atmósfera y del océano se ha acelerado hasta niveles cercanos a la retroalimentación, que es cuando el proceso se vuelve incontrolable.
Las consecuencias se sienten en todo el mundo en temperaturas y fenómenos climáticos extremos, precipitaciones excesivas y sequías prolongadas. Islas del Caribe y de Oceanía desaparecerán ante el constante aumento en el nivel de los mares. El derretimiento de los polos y los glaciares nos dejarán sin reservas de agua potable. Los impactos sociales serán generalizados y profundos perjudicando particularmente a los sectores más pobres y comunidades más vulnerables aún dentro de los países más ricos.

Deforestación y fenómenos extremos
En Misiones la reducción de los bosques nativos y su reemplazo por forestaciones de pino o eucaliptus, afectan el retorno del agua de lluvia a la atmósfera manteniendo suelos anegados luego de fenómenos lluviosos. Los episodios de lluvias torrenciales y sequías extremas serán frecuentes con fenómenos tormentosos severos de transición. Todavía es posible revertir la tendencia, pero nos exigirá cambios radicales en nuestros hábitos de consumo, en qué producimos y cómo lo hacemos. El umbral de no retorno será cuando sumemos 2 grados de calentamiento global sobre los niveles preindustriales, hoy estamos en 1,2º y a este ritmo alcanzaremos el punto de no retorno en menos de 20 años.

El efecto antártico
El desplazamiento de alta presión hacia los polos es un efecto poco estudiado del calentamiento global. Como resultado del mismo, desde hace seis años que en verano se descongela totalmente el ártico (Polo Norte), y recientemente se ha sumado el deshielo en la Antártida. Como consecuencia, tenemos veranos más cálidos e inviernos más fríos (en Siberia recientemente, en el invierno en el hemisferio Norte alcanzaron -61º C). Por su parte el 2017 fue el año más caluroso en el hemisferio Sur, previéndose un invierno con frío intenso este año, aunque sin alcanzar los valores récord del hemisferio Norte. A esta situación, de veranos calurosos e inviernos muy fríos hemos llegado por la interrupción de la corriente termohalina, que circula del Ecuador a los Polos, regulando las temperaturas de los océanos. Esta interrupción se genera como consecuencia del incremento del flujo de agua dulce (más pesada) producto del deshielo que hunde la corriente termohalina impidiéndole actuar. Esta situación puede hacerse crítica hacia el año 2020, cuando se inicia el “año del Sol Quieto” (mínimo de actividad Solar) que puede conducirnos a una pequeña glaciación en el hemisferio Norte durante el invierno. Simultáneamente, y en nuestras latitudes, se extremaría la diferencia de temperaturas entre invierno y verano, con fenómenos tormentosos severos y graves consecuencias para la producción agrícola.

Diluvio y fuertes tormentas
Lejos de amainar las lluvias que nos acompañaron este reciente fin de semana, habrán de alcanzar picos de una intensidad de 80 a 120 mm hoy en la zona Sur, y totales más moderados en zonas Centro y Norte, con 40 a 80 mm. Se tratará de un nuevo fenómeno de convección, inducido por un bolsón de humedad tropical que se ha instalado entre el norte correntino y el sur misionero, en torno a una depresión tropical, que combinada con un jet de vientos de altura del oeste, habrá de forzar vientos ascendentes en Misiones que condensarán la humedad en precipitaciones torrenciales que afectarán a toda la provincia, al sur de Paraguay y al norte correntino. El martes continuará lluvioso con picos de 40 a 80 mm. en la zona Sur, pero solo 10 a 20 mm. en la zona Centro, y apenas inestable con lloviznas en la zona Norte. El miércoles, un frente patagónico estará arribando a la región acompañado de una línea de fuertes tormentas, con alguna ráfaga y posible granizo, entre el mediodía y la siesta del miércoles, provocando un cambio de vientos al SE, y mejoras parciales a partir del jueves, con tiempo todavía nuboso e inestable, pero ya solo con lluvias cortas, aisladas y con prolongadas pausas. Para un cambio más efectivo del tiempo, con días a pleno sol, deberemos esperar al lunes 29 de enero. En cuanto a las temperaturas, habrá pocos cambios hasta el miércoles, con mínimas en torno a 22º y máximas que no alcanzarán los 30º.

Por Alfredo Yaquinandi

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina