Los rebeldes sirios aceptan entregar Daraa

Viernes 13 de julio de 2018
Por primera vez en más de siete años, el gobierno sirio izó su bandera ayer en Daraa, la primera ciudad que se alzó contra el presidente Bashar Assad y conllevó al país a una catastrófica guerra civil. El acto está lleno de simbolismo ahora que el gobierno está movilizándose para erradicar los últimos reductos contra Assad, de 52 años, quien ha gobernado Siria con mano de dura durante 18 años. Antes que él, su padre Hafez Assad fue presidente durante tres décadas. Funcionarios, acompañados por trabajadores de medios estatales, levantaron la bandera sobre los escombros de la plaza mayor.  

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina