Empresas de media distancia eliminan los beneficios para pasajes comunes

Sábado 14 de julio de 2018
Damián Cunale

Por Damián Cunale dcunale@elterritorio.com.ar


Las empresas de colectivos de media distancia decidieron esta semana suspender todos los beneficios que otorgaban a sus usuarios de boletos comunes, y sólo mantendrán los descuentos que son fijados por leyes nacionales o provinciales. “Decidimos suspender los descuentos, exceptos los fijados por ley”, explicó Juan Manuel Fouce, titular de la Cámara Misionera de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Cametap) en diálogo ayer con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7.
Esta nueva medida tomó por sorpresa a los usuarios del servicio de media distancia, y generó preocupación entre estos porque en los viajes más largos, el cambio representa una suma que complica las economías familiares (ver Pasajeros...).
Los descuentos otorgados por las empresas tienen como tope el 30 por ciento.
La situación económica que pasan las empresas de media distancia tiene preocupado al sector desde hace varios meses. Ya en mayo habían indicado que de no otorgárseles un aumento, que llegó a comienzos de esta semana, se podrían recortar servicios. El aumento del 4 por ciento que se aplicó desde el lunes pasado, parece no haber sido suficiente, y por tomaron la decisión de suspender estos beneficios.
“Es insostenible la situación de los transportes en la provincia”, explicó Fouce al ser consultado sobre los argumentos planteados para tomar la decisión que afectará sobre todo a los viajeros frecuentes de las diferentes empresas que cuentan con programas de beneficios.
Sobre los descuentos que se mantendrán vigentes, el titular de la Cámara destacó que se van a sostener los descuentos que están estipulados por ley, “lo que se trata de hacer con esta medida es inyectar oxígeno en las arcas de las empresas por la quita de subsidios, el aumento del combustible, la inflación y el aumento de los precios del toque de andén”.

La suba del lunes y otro en camino
A partir del lunes pasado, el boleto del servicio de media distancia tuvo un aumento del 4 por ciento en promedio. Previo a eso, al conocerse la noticia la semana anterior, el propio Fouce había manifestado ante este medio que la medida era “irrisoria” y que “ni vale la pena incrementar el boleto por los costos que implica la actualización en toda la papelería y en los servicios. Ese 4 por ciento es prácticamente inaplicable, terminás gastando más en papeles”, agregó.
Ayer explicó que “el incremento que nos dieron es de 80 o 90 centavos y todo esto no acompaña a la inflación".
Según explican desde el sector, para pagar el salario de un chofer, con el incremento se necesitan 2.000 pasajeros en la máxima, 20.000 en la mínima. Por lo que se le informó al sector, en septiembre se les otorgaría otro 4 por ciento de aumento, no acumulable al anterior, es decir que nuevamente sería poco favorable, según sostienen.
En este sentido, el directivo sostiene que la decisión del gobierno nacional “golpea fuertemente a estas empresas y eso va a ser traducido en pérdidas muy grandes, no sólo en reducción de servicios sino también en pérdidas de puestos de trabajo”.

El toque de anden también
Entre los costos que deben contabilizar las empresas se encuentra el llamado toque de andén, que es el pago por el derecho de acceder a las terminales de ómnibus de cada localidad.
“Nosotros tenemos el toque de andén más caro del país. Hoy por hoy, más allá que lo fije la Municipalidad, el toque de andén es muy difícil de pagar porque estamos pagando entre 400 y 500 pesos cuando en retiro es de 30 pesos. Si no se puede pagar, dejaremos los pasajeros afuera, si es que no bajan los precios, porque es el Estado es el que debe brindar ese servicio público”, explicó Fouce.
La situación de las empresas es compleja, según indican desde el sector, y ya en mayo pasado habían indicado que el difícil momento económico podría derivar en quita de servicios y de beneficios.
Se concretó ahora el recorte en descuentos, restará ver si con el pasar de las semanas, o meses, se logra equilibrar la balanza para evitar así que se suspendan servicios, en especial aquellos que son la única conexión entre los principales centros urbanos y las colonias que abundan en la tierra colorada. 

Aumento en larga distancia

Los pasajes de larga distancia también sufrieron una modificación, ya que según confirmó el administrador de la Terminal de Ómnibus de Posadas, Luis Fiege, el Ministerio de Transporte de la Nación autorizó a las empresas aumentar el precio de los boletos en un orden del 15% y el 18%. Señaló que “las firmas acordaron en suspender los descuentos especiales como ser pago al contado”. Por otra parte, al ser temporada de vacaciones, también se encuentran suspendidos los descuentos que se realizan a estudiantes y docentes. Con la modificación, para el servicio Posadas-Retiro, el coche semicama pasó a costar 1.400 pesos, cama 1.700 y suite 1.890, detalló.


$500

Toque de andén. Desde el sector aseguran que los precios son muy elevados en comparación a Retiro, donde el toque de andén ronda los 30 pesos. Adelantan que de no poder pagar dejarán a los pasajeros afuera.

Pasajeros manifestaron su malestar con la suspensión

Tras la confirmación, por parte de Juan Manuel Fouce, titular de la Cámara Misionera de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros, de que las empresas ya no ofrecen los descuentos o promociones, la sorpresa se apoderó de los usuarios.
En la terminal de ómnibus de Posadas los viajeros se enteraron de la medida cuando se acercaron a las ventanillas para comprar sus pasajes. Y lo que parece una medida de salvataje, desde el punto de vista de las empresas, se transforma en un drama para los usuarios.
Cristina Báez es una usuaria que viaja dos veces al mes desde San Javier, junto a sus hijos, para que uno de ellos se pueda atender en el hospital de Pediatría, en Posadas. “Siempre vengo porque hago atender a los chicos. Hoy escuché sobre eso porque justo fui a sacar boletos para uno de ellos y me dijeron que no había  promociones. A mí me cuesta mucho porque aunque uno tenga el certificado de discapacidad para el otro si tengo que pagar”.
Y agregó: “Encima a veces tengo que venir hasta tres veces al mes por el tratamiento, para retirar los medicamentos y pueden pedirle análisis. A mí con el descuento me salía 240 ida y vuelta, pero ahora son 170 cada uno y cada vez se hace más pesado”, remarcó.
“Hoy me enteré recién de esto, pero no estaba informada ni había leído. Yo soy estudiante y viajo frecuentemente por lo menos dos veces al mes a Eldorado porque tengo mi familia allá y esto impacta bastante, porque por viaje serían 600 pesos lo que gasto y cuando comencé eran sólo 400. A mi familia se le dificulta mucho porque como voy a una facultad privada, se hace todo muy pesado”, dijo por su parte Melanie Capriel.
Otra estudiante opinó sobre la decisión y destacó que “repercute mucho en los bolsillos porque sí o sí tengo que viajar porque estudio acá y viajo siempre los lunes y viernes”, destacó Luciana Acevedo.
Otra de las sorprendidas fue Elvira Samudio, quien destacó que no conocía la medida que comenzó a regir a partir de ayer. “Es mucho lo que se paga porque ya son 300 pesos para viajar a Eldorado lo que al final terminan siendo unos 600”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina