El mismo de siempre

Sábado 14 de julio de 2018
Facundo Alzaga

Por Facundo Alzaga deportes@elterritorio.com.ar


“A la cabeza me vienen recuerdos, figuras, momentos, la familia, amigos, los colegas que ayudaron a que uno esté aquí. Estar en la final es muy sorprendente y muy emotivo. Para cualquier niño que ama el fútbol, el sueño es estar en la final de un Mundial”. Con esas palabras y con una tranquilidad similar a la que refleja el pueblo en el cual nació, explicó ayer el misionero Néstor Pitana la situación que le tocará vivir mañana en Moscú, cuando dirija el duelo entre Francia y Croacia, que definirá al nuevo campeón del mundo.
Para los que lo conocen, este privilegio Pitana se lo ganó gracias a su sacrificio, porque desde niño luchó por cumplir su sueño de triunfar en el deporte. Ese sueño que tuvo su ‘pitazo’ inicial en Corpus, su lugar de nacimiento, donde todavía permanecen muchas de las personas y los lugares en los cuales Nito pasó gran parte de su vida.
“Lo vivimos con mucha emoción y mucho orgullo, porque él lo consiguió todo por mérito propio”, contó su prima hermana, Romina Pitana, quien se crió con el juez que mañana dirigirá la final y que no pudo contener la emoción al hablar de su ‘hermanito’, como ella lo llama.
“Nos criamos juntos porque vivíamos uno al lado del otro. Siempre le gustaron los deportes, desde chico participaba en las competencias escolares”, recordó Romina en su casa de Corpus, un pueblo que se ubica a sólo 79 kilómetros de Posadas y que ganó popularidad  gracias a colegiado que tuvo su primera experiencia mundialista en Brasil 2014.
Debido a su gran altura (1,91), su fuerte al principio fue el básquet, pero también jugó al fútbol en el club 20 de junio de Corpus y en Tigre de Santo Pipó.
Después se mudó a Posadas y durante la década del 90 fue patovica en el boliche Géminis, guardavidas en la pileta de Villa del Parque y trabajó como instructor del gimnasio Orión. Luego se decidió a estudiar profesorado de educación física en Corrientes y ahí empezó su carrera como árbitro, allá por el 2004, 2005. A partir de allí tuvo una trayectoria meteórica que hoy lo tiene nada menos que en la final del Mundial, una situación que hasta para sus propios amigos es difícil de asimilar.
“Todavía no caemos. No tomamos la real dimensión de lo que consiguió Nito. Somos vecinos, nos criamos juntos y para nosotros es uno más, un amigo más. No tomamos la real dimensión”, explicó el ex futbolista Luis ‘Luchi’ Quiroga, uno de los amigos de la infancia de Pitana. El ex Tigre de Santo Pipó destacó que, a pesar de la fama que le llegó hace un par de años, Pitana mantuvo siempre la misma humildad.
“Estamos orgullosos porque él llegó a lo que llegó siendo de Corpus, un pueblo tan pequeño. Gracias a Dios tendrá la bendición de estar en la final. Cuando viene para acá es un vecino más, por más que esté donde esté, sigue siendo el mismo Nito de siempre”, destacó Luchi Quiroga. 

La fama no lo cambió
Otro de los amigos que recordó cómo fue la infancia del árbitro misionero es Carlos ‘Lalo’ Cubilla, otro ex futbolista de Tigre que hoy se gana la vida trabajando en la municipalidad de Corpus. 
“Con Nito jugamos juntos acá en el club 20 de Junio de Corpus. Gracias a Dios le fue bien en el camino que eligió. Es una muy buena persona, un gran amigo”, manifestó Lalo Cubilla, quien vive en frente de la casa de Tania, la mamá de Néstor Pitana.
Y al igual que Quiroga, Cubilla resaltó la humildad que mantiene el árbitro de la final.
“Siempre fue el mismo Nito desde que lo conocí, la fama no le cambió nada. Creo que se merece lo que le está pasando porque siempre luchó para esto. Siempre fue para adelante y llegó donde tuvo que llegar”, finalizó.

Podría dar un paso al costado para ser instructor de la Fifa

El partido entre franceses y croatas para ver quien levanta la ansiada Copa del Mundo en Rusia 2018 marcaría el final de la carrera de Néstor Fabián Pitana en el arbitraje. Al menos, dentro de una cancha de fútbol. “¿Qué va a venir a dirigir? Si en la Argentina lo boicotearon los mismos que ahora se suben al carro con su designación. En un 99 por ciento, después del partido anunciará que no dirige más”, contó una fuente muy cercana al misionero. Pitana, antes del Mundial 2018, había recibido una jugosa propuesta económica para ir a dirigir -contratado- en las ligas de Arabia Saudita o Qatar. Sin embargo, ser uno de los árbitros “mimados” por la conducción arbitral de la Fifa lo llevaría directamente a ocupar el cargo de instructor en el máximo organismo del fútbol mundial. Cargos que ocupan, por ejemplo, otros dos ex árbitros sudamericanos: el uruguayo Jorge Larrionda y el colombiano Oscar Julián Ruiz.


“Queremos culminarlo de la mejor manera”


La Fifa no les permite a los referís dar entrevistas a los medios de comunicación antes de los partidos del Mundial aunque en el sitio oficial de la entidad se le realizó una nota a Néstor Pitana. “Es un partido único y especial, uno lo sabe y lo siente... Desde el simpatizante y el fan. Para prepararse no hay una receta. Estamos muy preparados, muy ready, con muchas ganas de hacer todo bien en la final”, dijo el misionero. “La responsabilidad es de dejar todo, de hacer bien las cosas, de jugar como decimos nosotros, de conducir el partido a través de mis decisiones, las decisiones de mis colegas. Esa es la clave. Sentir que hay un equipo de referís que deja todo para hacer lo mejor posible”, agregó. “Pocas veces me pasó algo así en la vida. Esa sensación, esa emoción. Quizá comparable con el momento en que me avisaron que iba a ser padre. Por el sacrificio, por la responsabilidad que implica. Este equipo ha trabajado mucho para llegar hasta acá, hemos logrado una de las cosas más bellas del mundo del arbitraje. Y ahora queremos culminarlo de la mejor manera”, agregó. “No cambiaremos nada de lo que venimos haciendo hasta hoy. Estaremos muy concentrados como siempre, eso nos ha traído hasta acá”, sostuvo. También, le preguntaron al referí argentino si escuchará algún tema musical: “Me gusta toda la música, puedo ir desde un reguetón hasta algo más clásico. Pero en estos momentos es una mezcla total de todos los ritmos. Es tanta la alegría que no lo puedo definir. Diría que la mezcla es tan grande que daríamos nacimiento a un nuevo estilo nunca antes escuchado”.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina