Comerciantes de La Placita anhelan obras y mejoras

Sábado 14 de julio de 2018
Victoria Bergunker

Por Victoria Bergunker interior@elterritorio.com.ar


Hace tiempo que los puesteros de la tradicional Placita -ubicada en Sarmiento y Sáenz Peña- reclaman arreglos edilicios fundamentales para poder trabajar en mejores condiciones. Actualmente todas las esperanzas están puestas en ganar la tercera edición del Presupuesto Participativo que lleva adelante el gobierno de la ciudad de Posadas, que equivale a 2 millones y medio de pesos por delegación.
“Nosotros lo que hicimos fue integrar al Mercado Modelo como comunidad en la delegación Riberas del Paraná. Ellos están muy confiados porque son muchos”, comentó a El Territorio Jonás Rodríguez, director de Entes Descentralizados de la Municipalidad. En este sentido, explicó que están trabajando en el proyecto “Puesta en valor del Patrimonio Histórico y Comercial Mercado Modelo La Placita”, que será presentado el 9 de septiembre en las elecciones de la Dirección General, en donde competirán los proyectos presentados.
Son muchos los arreglos que necesita el mercado. Los puesteros reclaman más puertas de acceso, mejoras en los sanitarios, refacción de la losa -que tiene filtraciones y el trabajo se vuelve muy dificultoso en días de lluvia- y el arreglo del sector de verdulería y venta de hierbas medicinales, que es uno de los más desmejorados. Además el edificio se encuentra sobrecargado, ya que son más de 270 vendedores, y muchos terminaron trabajando en los pasillos que solían ser de carga y descarga, lo que genera cierta incomodidad.
Por otro lado, Rodríguez afirmó que ya ingresó al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para desafectar a La Placita del dominio público y afectarlo al ámbito municipal, algo que es sumamente necesario para realizar todo tipo de obras. “Cuando se reinicien las sesiones lo primero que se va a tratar va a ser eso, hay muy buena disposición de todos los concejales, tanto oficialismo como oposición. Yo creo que eso va a salir”, se confió el funcionario. “Nosotros apuntamos a reordenar. A partir de ahora podemos soñar”, sostuvo.

El comercio en tiempos de crisis
La desestabilidad económica es una realidad que golpea a todos los bolsillos. Para los comerciantes de La Placita, esto no es una excepción. Más allá de la esperanza puesta en ganar el presupuesto y obtener las obras que piden hace años, en los últimos tiempos vieron caer prácticamente en un 60 por ciento las ventas en comparación al año pasado y de hecho, los pasillos se ven poco transitados. “Acá la crisis se siente como en todo el país, a todo el mundo le afecta”, explicó Claudio Oscar Acosta, vendedor del puesto 66.
Además resaltó: “Estamos esperando el turismo nacional que en esta semana entra en período de vacaciones, así que vamos a ver si repuntamos con eso”.
Por otra parte, anunciaron que realizarán nuevamente el habitual “Mercadazo” en el marco del 62° aniversario, que será durante todo agosto.
“Siempre tratamos de ponernos a tono con las necesidades de los clientes, porque nosotros vivimos gracias a ellos. Somos una comunidad y es el uno por el otro. Tenemos que estar a la orden del cliente y ver cómo podemos darle una mano”, comentó María Eva Duarte, locataria y referente del mercado.
Respecto al presupuesto participativo, dijo “tenemos expectativas de ganar” y agregó “los de planta alta toda la vida trabajamos, arreglamos la losa, pintamos, pusimos piso, todo con nuestro presupuesto”.
Teniendo en cuenta que La Placita es un Patrimonio Cultural Provincial, los máximos referentes del lugar buscan no sólo la refacción del predio, sino también mantener el legado cultural.
“El mercado lo llevamos en la sangre. Amamos este espacio cultural, toda nuestra familia se formó económicamente en este espacio, y por ende lo defendemos con la vida”, concluyó Duarte emocionada. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina